viernes, 20 de junio de 2008

¿Aquel es mi mundo? [¡alucinación de mierda!].

Bebió hasta que solo puso dejarse caer con todo su peso, sobre el sillón con su peso muerto, se vino abajo con algunas botellas y uno que otro recuerdo de todo aquello.
No, este no correponde al algún delirio de su servidor. ¿Un jugoseo? una jugarreta de su escritor preferido, ya quisieran. El asunto es si volver a estar conciente, en plena capacidad o perderse en el vicio, recibiendo corrientes eléctricas, perdiendo parte de mi memoria, satisfaciendo mi deseo masoquista.
Uhhh, me siento algo frustado por cómo se han dado las cosas. No estoy preparado. ¿Y si digo algo demás? ¿qué hago si mis palabras matan todo aquello en lo que creo?.
Destinado a vagar sin tener un horizonte, se resignó, el futuro de aquel ser no es caminar, no es ir detrás de algún loco objetivo.
Mi verdadero camino lo tiene la letra.

No hay comentarios:

¡Sígueme por correo electrónico!: