lunes, 9 de junio de 2008

Elefantes rosas...

“¿Qué es? ¿qué va? empiezan a desfilar, vienen ya ¡miles de saltos dan! serán quizás parientes de satanás.
Ya están aquí, en torno a la cama van, al revés, como acróbatas.
Terror me dan, me quieren enloquecer.
¿Qué voy a hacer? ¿qué nos van a hacer? ya no me vuelvo a embriagar…
Al que abusa del licor se le aparece una visión, son elefantes en color que espantan y dan terror.
Yo que al diablo desafié y que la cola le arranqué, los paquidermos tricolor han hecho que pierda mi gran valor ¡ay que horror! ¡déjenme en paz! ¡no puedo más! ya se van, ya se van las ánimas del terror ¡¡¡las ánimas!!! ¡las ánimas! las ánimas.”

Podría apostar a que nadie recuerda de donde salen estas extrañas letras…
Al ver el video y descubrir [o redescubrir] su letra, me sorprende que nuestros padres consideraran aquello como “dibujo animado infantil”. Especialmente por ser una descripción real de lo que alguna vez he sentido tras uno de esos delirios alcohólicos de los que tanto alardeo. Es exactamente como hace algunos años, ánimas, visiones, elefantes, enloquecedoras visiones, horrores. Uhh, me fascina que todo lo que aluciné aquella vez, este ahí para verlo cada vez que desee. [El lado masoquista no me lo quita nadie]. Hay gente que encuentra aterrador esa parte de la película Dumbo, pero no hay problema, son no abusas del licor, no aparece la visión.

No hay comentarios:

¡Sígueme por correo electrónico!: