viernes, 31 de diciembre de 2010

Hasta nunca

Buenas noches y los deseos de joderse al que te insultó, golpeó o abusó de ti ¡tranquilo! todo vuelve a cero, cero amigos, cero sobriedad, cero conciencia, cero en las cuentas bancarias.
Sin remordimientos, sin mirar al cielo o a tu amante que descansa luego de la paliza (ni al vecino que grita e insiste en la invasión alienigena).
No importa cuantas botellas te bebiste en la oscuridad ni en soledad, cuantos moteles visitaste e hiciste tu hogar por algunas horas, no importa delatar o abusar de tus parejas, de tus mujeres, de tus amantes grises.
No se acerca la hora de la salvación, el gran padre pájaro rojo que nos cuida no estará mirando esta noche, no limites tus deseos, no te quedes pidiendo ayuda; hoy no te mira, hoy no te cuida, hoy no te salva.

 Hasta que se pase la cruda mis queridos pardillos.

No hay comentarios:

¡Sígueme por correo electrónico!: