martes, 25 de enero de 2011

Asuntos inusuales III

Doca extendía sus dedos al cielo, los dedos de miles de brazos sedientos del agua del cielo.

No hay comentarios:

¡Sígueme por correo electrónico!: